imagen

Julio César Castaños Guzmán hizo la advertencia durante una reunión de unas cuatro horas que la JCE sostuvo con presidentes de 21 partidos, en la sede principal de este organismo.

Al término del encuentro, explicó que los partidos expresaron su preocupación porque se tiene contemplado aplicar el voto preferencial en cuanto a los comicios municipales.

Destacó que con ese encuentro se pone en macha el proceso de organización de las próximas elecciones en el país.

Asimismo, reveló que la JCE y todos los partidos que participaron de la reunión aprobaron incorporar a estudiantes universitarios para que conformen los colegios electorales.

En el encuentro sobresalió la asistencia del presidente del PLD y ex presidente de la República, Leonel Fernández.

Leonel Fernández mientras hablaba en la sede de la JCE.

Tras la reunión, Fernández, abogó porque las organizaciones partidarias se pongan de acuerdo para la aprobación de las leyes de partidos y del régimen electoral.

A su juicio, existe amplia voluntad entre las formaciones de aprobar esos proyectos en el Congreso Nacional, donde su partido tiene mayoría en ambas cámaras.

Fernández, quien ha gobernado en tres períodos constitucionales, consideró, sin embargo, que si esos proyectos no reciben la aprobación congresual, la Junta Central Electoral tiene la capacidad reglamentaria para establecer lo relativo a las elecciones, lo que le es reconocido por todos los partidos.

Desacuerdo entre partidos 

Desde hace más de 15 años se inició con las discusiones en el Congreso Nacional para la aprobación de una ley de partidos en el país, pero su sanción definitiva no ha sido posible debido al desacuerdo de estas formaciones.

Uno de los temas recientes y que más controversias ha causado es el de incluir en el proyecto de ley de partidos que las primarias de esas organizaciones se realicen de manera abierta, con la participación de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral de la JCE.

Esa propuesta es defendida por altos funcionarios del Gobierno y dirigentes oficialistas, pero es rechazada abiertamente por Fernández y por un sector del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal opositor)

Dejar respuesta