Ciudad vieja

 

Es una decisión que incrementará las tensiones en una región donde la hostilidad es permanente: el anuncio de que el presidente Donald Trump reconocerá a Jerusalén como la capital de Israel.

El controvertido anuncio ha provocado condenas de líderes palestinos y grupos musulmanes que están convocando tres días de “indignación popular” y se ha dicho que éste será “el beso de la muerte” del proceso de paz en la región.

Si reconoce Jerusalén como capital de Israel, Estados Unidos se convertiría en el primer país que lo hace desde la fundación del Estado de Israel en 1948.

Y es que la ciudad ha sido uno de los territorios más ferozmente disputados del mundo. Jerusalén occidental es la sede del gobierno de Israel, y los palestinos consideran a Jerusalén oriental como la capital de su futuro Estado.

La mezquita de Al Aqsa y la Cúpula de la Roca vistas desde el barrio de Silwan en Jerusalén oriental

En la ciudad vieja de Jerusalén se ubican algunos de los lugares religiosos más sagrados del mundo: la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al Aqsa de los musulmanes, el Monte del Templo y el Muro de las Lamentaciones de la religión judía y el Santo Sepulcro de la religión cristiana.

Y es considerada la ciudad más sagrada para el judaísmo y el cristianismo, y es la tercera ciudad más sagrada del islam.

Disputada historia​

Conocida en hebreo como Yerushalayim y en árabe como al Quds, es una de las ciudades más viejas del mundo.

Ha sido conquistada, destruida y reconstruida una y otra vez, y con cada capa de tierra se revela una pieza distinta de su pasado.

Aunque a menudo ha sido el foco de historias de división y conflicto entre los pueblos de distintas religiones, a éstos los une la veneración que sienten por la ciudad sagrada.

Palestinos y judíos en la Puerta de Damasco en Jerusalén

En el núcleo está la ciudad vieja, un laberinto de callejones estrechos y arquitectura histórica que caracteriza a sus cuatro barrios: cristiano, musulmán, judío y armenio.

Está rodeada por un muro de piedra parecido a una fortaleza y es hogar de algunos de los sitios más sagrados del mundo.

Dejar respuesta