PYONGYANG.- Corea del Norte denunció el martes el despliegue “insensato” de la marina estadounidense junto a la península coreana, advirtiendo de que el régimen está preparado para responder, una evidencia de la escalada de las tensiones en la región.

El envío por parte de Washington de un portaaviones y su flota hacia la zona “viene a probar que los movimientos insensatos de Estados  Unidos para invadir la República Democrática Popular de Corea han alcanzado una fase grave”, dijo un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores según la agencia oficial KCNA, en el primer comentario de Pyongyang desde la maniobra estadounidense el domingo.

Dejar respuesta