EE.UU. vive este sábado su quinta jornada de protestas y disturbios a raíz de la muerte de un hombre afroamericano bajo custodia policial.

El gobernante del estado aseguró que la escalada de violencia en Mineápolis “no es ya de ninguna manera sobre el asesinato de George Floyd”. Según dijo, se trata de un intento de “atacar a la sociedad civil, de infundir miedo y de interrumpir [el funcionamiento] de nuestras grandes ciudades”.

50 arrestados y toque de queda en Mineápolis

Cerca de 50 personas fueron arrestadas la noche del viernes en Mineápolis después de que el alcalde, Jacob Frey, decretara el toque de queda en toda la ciudad desde las 20:00 (hora local) hasta las 06:00 del sábado, sin posibilidad de viajes ni reuniones en público. El toque de queda estará vigente durante las mismas horas de la noche de este sábado.


Los disturbios continuaron también en otras ciudades de EE.UU. Un joven de 19 años murió tiroteado anoche en Detroit (Míchigan) cuando participaba en las protestas. Mientras, en Oakland (California) un agente del Servicio Federal de Protección, división del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., falleció por disparos y otro resultó herido de bala durante las protestas, en circunstancias que aún no han sido aclaradas.

 

Dejar respuesta