El estatus político de Puerto Rico es un tema del que se lleva hablando desde hace décadas, y todavía hoy se discute si su mejor opción es ser independiente o unirse de forma total a EE.UU., ya que su posición como Estado Libre Asociado deja a los boricuas en un limbo de derechos diferente al del resto de estadounidenses. En ‘Cartas sobre la Mesa’, desde San Juan, Luis Castro debate con representantes de las tres corrientes políticas más importantes del país sobre el futuro de Puerto Rico.

Desde que Puerto Rico fue invadido por Estados Unidos en 1898, esta nación aún discute si su mejor alternativa es la independencia o la unión total a su colonizador. El actual estatus de Estado Libre Asociado deja a los puertorriqueños en un limbo de derechos distintos al del resto de estadounidenses.

Los diversos partidos políticos de la isla tienen una visión propia sobre cómo destrabar esta maraña de ideas para que el país finalmente alcance un estado que sus ciudadanos deseen.

La realidad es que los puertorriqueños no quieren independencia“, algo que “demuestran en todas las elecciones y todos los plebiscitos”, argumentó Charlie Rodríguez, presidente del Partido Demócrata de EE.UU. en Puerto Rico y expresidente del Senado del país.

“La indignación está en que soy ciudadano de una nación de la cual no tengo iguales derechos”, agregó en referencia a quienes critican el estatus actual del país.

En el extremo opuesto de esa posición se encuentra el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP).

“Nosotros no somos simplemente un territorio contiguo”, sino “una nación latinoamericana y caribeña” cuyo idioma principal es el español, expresó María de Lourdes Santiago, vicepresidenta del PIP y exsenadora nacional. Y sentenció: “Para mí es el imperativo moral” ya que “me parece asqueante que en este país mande otro país“.

A su vez, Aníbal Acevedo Vilá, exgobernador de Puerto Rico y miembro del Partido Popular Democrático (PPD) criticó la falta de voluntad de Washington para incorporar a Puerto Rico como un estado más.

“Para EE.UU. la estadidad no es opción”, pero “lo que pasa es que no lo dicen”, manifestó Acevedo Vilá. Y concluyó que “lo único en este momento que EE.UU. está dispuesto a ofrecer es mantener la colonia y eso es inaceptable para mí también”.

Dejar respuesta