Un pastor evangélico realizó ese aviso a través de un canal de televisión y el mandatario de EE.UU. publicó esas declaraciones en Twitter.
Trump cita la advertencia sobre las consecuencias similares a una "guerra civil" si se lleva a cabo su juicio político
El presidente de EE.UU., Donald Trump, respondió a la investigación de juicio político en su contra propuesta por los demócratas con una serie de tuits el pasado 29 de septiembre en los que citó la advertencia del pastor evangélico Robert Jeffress.

Este religioso predijo en la cadena Fox News durante el fin de semana que “si los demócratas logran destituir” al inquilino de la Casa Blanca de su cargo causarán “una fractura similar a la de la Guerra Civil” de la que EE.UU. “nunca sanará”.

Trump editó un poco las palabras de Jeffress y agregó entre paréntesis que los demócratas “nunca” lograrán enjuiciarlo. Además, cita otra parte de la intervención al señalar que “nunca he visto a los cristianos evangélicos más enojados por ningún asunto que este intento de destituir ilegítimamente al presidente”.

Ese líder religioso considera que revocar las últimas elecciones negaría los votos de millones de evangélicos en el proceso y estima que “el único delito impugnable” y “pecado imperdonable” del inquilino de la Casa Blanca fue derrotar a Hillary Clinton en 2016.

Finalmente, el presidente de EE.UU. publicó otros extractos de los comentarios del ministro religioso, incluido uno en el que asegura que a los demócratas “no les importa si se queman y destruyen esta nación en el proceso” de derrocar a Trump.

La Cámara de Representantes de EE.UU. decidió comenzar una investigación oficial de juicio político (‘impeachment’, en inglés) contra Donald Trump, un procedimiento constitucional que podría resultar en una histórica destitución de ese mandatario.

La presidenta de ese organismo norteamericano, Nancy Pelosi, anunció el comienzo de esos trámites tras las informaciones de que Trump habría retenido ayuda financiera a Ucrania con el fin de presionar a Kiev para que reabra una investigación por corrupción que involucra a un hijo de su rival político y antiguo vicepresidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden.

Dejar respuesta