Así, las provincias de La Altagracia La Romana, Duarte (en especial el Bajo Yuna) Samaná, Espaillat, La Vega, María Trinidad Sánchez, Monseñor Nouel, Santiago, Hato Mayor, El Seibo y San Pedro de Macorís permanecerán en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra. F/E

Así, las provincias de La Altagracia La Romana, Duarte (en especial el Bajo Yuna) Samaná, Espaillat, La Vega, María Trinidad Sánchez, Monseñor Nouel, Santiago, Hato Mayor, El Seibo y San Pedro de Macorís permanecerán en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra. F/E

Santo Domingo.-El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) amplió de seis a doce el número de provincias en alerta a causa de las lluvias que ya han obligado a desplazar a 280 personas a casa de amigos y familiares, y que han afectado a 56 viviendas y un puente.

Según el último boletín de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), la vaguada situada sobre la porción oriental de Cuba está interactuando con una masa de aire húmedo e inestable sobre el territorio nacional, que ha generado incrementos de la nubosidad que descargan aguaceros ocasionalmente fuertes acompañados de tormentas eléctricas y ráfagas de viento en varias provincias del país.

Estos fenómenos estarán presentes hasta las primeras horas de la noche, sobre todo en las regiones noroeste, norte, noreste, sureste, así como otros poblados en la cordillera Central, el Valle del Cibao y la zona fronteriza.

Así, las provincias de La Altagracia La Romana, Duarte (en especial el Bajo Yuna) Samaná, Espaillat, La Vega, María Trinidad Sánchez, Monseñor Nouel, Santiago, Hato Mayor, El Seibo y San Pedro de Macorís permanecerán en alerta verde por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

El COE recomienda a los residentes en zonas de alto riesgo que habitan cerca de ríos, arroyos y cañadas que permanezcan atentos y tomen las medidas de precaución necesarias ante posibles crecidas e inundaciones repentinas.

Dejar respuesta