imagen

SANTO DOOMINGO (EFE).- Un incendio, cuyas causas están bajo investigación, redujo a cenizas varios de los establecimientos de venta de comida ubicados próximos a la playa de Boca Chica, informaron hoy fuentes del Cuerpo de Bomberos de ese municipio.

El incendio inició en horas de la noche del miércoles y se extendió hasta entrada la madrugada de hoy, pero ya está “controlado”, aseguraron a Efe desde el Cuerpo de Bomberos, que precisaron, además, que no hubo heridos.

Las autoridades trabajan en determinar las causas del siniestro y evaluar los daños ocasionados.

Al lugar se presentó el alcalde del municipio, Radhamés Castro, para constatar los daños provocados por el fuego.

Los negocios afectados se dedicaban básicamente a la venta de frituras.

Dejar respuesta