Por: Iván Santana-

 


SPM, R.D.- El presidente de la Asociación de Mayoristas Inc., Juan Severino Vásquez, dijo que el 2017 fue un año de desaciertos, con relación a la inseguridad que vive San Pedro de Macorís, ya que los comerciantes no tienen seguridad.

Indicó que esto se da no porque la Policía no haga su parte, ya que ellos también están siendo afectados, sino porque la delincuencia prácticamente se ha adueñado de las calles.

El dirigente comercial manifestó que los comerciantes salen de sus casas a realizar sus labores en favor de la comunidad, pero que no saben si van a regresar por los asaltos y atracos de que a diario son victima por la delincuencia.

Dijo esperar que las autoridades busquen el medio de reducir este año el alto auge de delincuencia y crímenes que ocurren en esta ciudad y el país.

Consideró que todavía se le puede buscar solución a este problema, pero de continuar, el comercio seguirá mermando sus operaciones, por la inseguridad reinante.

Expresó que también en la zona rural los ganaderos y las personas que se dedican a la crianza de animales, están altamente preocupados, ya que los robos están provocando pérdidas cuantiosas y, que muchas de esas personas han abandonado la zona.

Denunció que en días pasados en la comunidad La Antena de Cumayasa donde tiene su finca, a un vecino a las diez de la mañana le robaron todos los chivos que había criado con mucho sacrificio.

Severino Vásquez quien es además productor avícula, indico que el año que finalizo fue de incertidumbre y, dijo confiar en que el 2018 mejore esa situación y puedan trabajar con menos miedo.

Se quejó del nuevo Código Penal, ya que según él, fue hecho para proteger a los delincuentes, porque si esas personas no son agarradas en el acto aunque las investigaciones demuestren su responsabilidad, la justicia lo pone en libertad.

Entiende que se hace necesario que en el país se cambie el sistema y los que ingresen a la Policía y a las escuelas de derecho, sean depuradas, ya que cualquiera es Policía y delinque y, que las personas con antecedentes criminales no deben estudiar derecho porque serán los futuros jueces que no harán el trabajo que demanda la sociedad.

“Es preocupante que los comercios de los barrios tengan que cerrar sus puertas a tempranas horas de la noche por miedo a ser asaltados”, señaló el dirigente comercial.

Aseguró que muchos de los comerciantes de esta ciudad han tenido que cerrar sus negocios por esta situación y dedicarse a otras labores menos peligrosas

Dejar respuesta