imagen

SANTO DOMINGO.- Dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) representados en la corriente Por el Rescate del PRD calificaron como una “cantinflada” del presidente del esa organización, Miguel Vargas Maldonado, la convención ordinaria que realizó esa entidad este sábado.

Dijeron que  Vargas Maldonado “pretende darle categoría de ‘elección’ de las autoridades institucionales a una reunión de empleados gubernamentales que desobedecen los mandatos de la sentencia 012-2019 del Tribunal Superior Electoral (TSE) y todo el ordenamiento electoral pautados por las leyes 33-18 y 15-19 que obligan a las organizaciones a respetar normas democráticas”.

Para  Tonty Rutinel, Ruddy González, Guido Gómez Mazara, Papito Martínez, César Guzmán y Andrés Henríquez el hecho de que Miguel Vargas Maldonado intente construir una legitimidad institucional haciendo de los estatutos del PRD un traje a la medida revela sus incapacidades para competir democráticamente y una negación a la norma partidaria que desde 1981 estableció el mecanismo de validación de sus autoridades por vía de la participación de todos sus miembros registrados en el padrón electoral.

Señalaron que “una autoridad cesante no puede producir un orden legal, y menos, habilitar procedimientos de elección claramente establecidos en las leyes 33-18 y 15-19 que consignan sin lugar a interpretaciones que las autoridades se validan mediante procedimientos con la más amplia participación democrática de sus bases y todo el andamiaje de organización y fiscalización del proceso debe dirigirlo la Junta Central Electoral, que en una conducta cómplice con el poder político tolera, pospone y retarda el cumplimiento de sus obligaciones abriendo las compuertas para que desde el PRD se estructure una falsa legalidad impulsada por manos gubernamentales decididas a mantener la organización como parte de su esquema de un partido bisagra”.

Una cantinflada

“Más que una convención ordinaria, lo del pasado sábado 25 constituye una cantinflada de un Vargas Maldonado políticamente acorralado y deseoso de llegar al próximo 7 de junio con la administración de las siglas para tranzar el partido como resultado de un calendario electoral con plazos fatales, y al no poder competir como lo mandan los estatutos establecidos mediante sentencia del TSE, comete una locura que será impugnada por las vías legales en el transcurso de la semana”, dijeron.

Reiteraron su compromiso de luchar en la preservación del PRD sin insultar a los jueces electorales ni orquestar campañas de chantajes en los medios y convencidos de que la vulgar intervención de funcionarios se activará para auxiliar a Vargas Maldonado bajo el perverso criterio de que la política se impone sobre el derecho.

Dejar respuesta