imagen

SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.- La Iglesia Católica calificó las constantes huelgas médicas como la expresión más clara del desprecio hacia los más pobres.

Entiende que los pacientes que acuden a los hospitales al parecer no cuentan, pues son los excluidos y dice que con esas acciones no se construye la patria.

“Lastima el alma ver a decenas de madres de familia yendo a los hospitales en busca de la salud perdida y encontrarse con la indiferencia de quienes están llamados a devolverle la esperanza de vida a un ser ­querido”, indica este sábado el semanario Camino.

También llama a las autoridades del Ministerio de Salud a no escatimar esfuerzos para lograr un acuerdo satisfactorio con el Colegio Médico, respetando los pactos establecidos.

Refiere que la Iglesia nunca estará al margen de los reclamos médicos y menos cuando conocen de tantos funcionarios que cobran sueldos lujosos, algunos
de ellos sin haber dedicado ningún tiempo ni esfuerzo en su ­formación
académica.

“Estamos seguros que si los paros médicos estuvieran afectando a los que tienen poder económico y político, hace tiempo que el problema se habría resuelto, pero ellos tienen todo asegurado, aquí o fuera del país”, apunta.

La Iglesia Católica reconoce que muchos galenos invierten largos años y grandes sacrificios para llegar a esta profesión, aunque advierte que las reivindicaciones gremiales jamás pueden estar por encima del dolor y sufrimiento de los que no tienen nada.

Dejar respuesta