imagenSAN PEDRO. DE MACORIS. DESDE UN RINCÓN DEL MUNDO. POR RAMÓN  GOMEZ.  02 ABRIL 2020. Qué vergüenza constituye el descaro realizado por el PLD, y su candidato el PENCO, como todo sus altos funcionarios, esperar un momento de desgracia mundial como es la llegada del Corona-virus, para realizar donaciones millonarias, a nombre de su candidato y de su partido, como si tratara del que mas da, deja al DESNUDO, que esta organización busca claramente variar su simpatía en la próxima elecciones, cosa esta que imposible. Leer por sus frutos los conoceréis. Mateo 7: 15-20.

El país esta bien claro que todo ese dinero es parte del dinero sustraído del erario público, a cada uno de los dominicanos y dominicanas, es justo que lo devuelvan, aunque sea oportunistamente. Qué pena esperar este momento para tratar de confundir a un pueblo que se cae a pedazos ante la pandemia del CORONA-VIRUS, los hospitales sin medicinas, las escuelas con un descuido total, el salarios de los guardias, policías, empleados públicos sin respuesta al alto costo de la canasta familiar. La delincuencia bien gracia, el desempleo de mal en peor, la corrupción no se detiene ni en la puerta del palacio, ni un solo preso por acto de corrupción, las tierras del CEA, se la repartieron como bizcocho en cumpleaños, para solo señalar algunos males.

Sigan donando más millones, devuelvan nuestro dinero del sudor de nuestro pueblo, si quieren pueden adjudicarse todas las donaciones y ayuda entregada por sector privado e internacionales, digan que son ustedes, sigan aferrado a la creencia que sus donaciones evitara el Cambio Verdadero y Absoluto que necesita el Pueblo Dominicano.

Es usted señor Presidente que ha rechazado todas las propuestas de la oposición encabezada por el candidato presidencial LUIS ABINADER, para buscar junto una verdadera solución al Covid-19, siguen jugando a aumentar su simpatía, cosa esta que no lograran por verses a todas luces que es un acto de demagogia y mal gusto. El cambio continuara con más fuerza. No mas perversidad. PEÑA SIEMPRE. DIOS SIGA BENDICIENDO A LA REPÚBLICA DOMINICANA.

Dejar respuesta