Charles Aznavour murió en la mañana de ayer a los 94 años de edad. El artista aun cantaba y realizaba giras internacionales.SANTO DOMINGO.-El artista francés Charles Aznavour se fue, pero su legado quedará vivo por siempre. En la República Dominicana algunas de sus canciones fueron adaptadas a merengue, unos con notable éxito y otros quizá para completar las canciones de un álbum.

En 1985 Fernando Villalona consiguió un hit con el tema “La juventud”, original de Aznavour, pero que en voz de el Mayimbe el público dominicano asimiló desde que salió a la radio, convirtiéndolo en un clásico.

Anthony Ríos hizo suya una emblemática canción titulada “Morir de amor” a principios de los 70, también de Aznavour, pero que para muchos es original del dominicano.

En los años 90 Toño Rosario grabó en merengue el corte musical “La bohemia” y El Jeffrey hizo una bella adaptación a merengue de “Y por tanto”, dos clásicos del fenecido artista francés.

A finales de los 80 el merenguero Richie Ricardo llevó a merengue “Yo te daré calor”, la cual no promocionó y se quedó entre las canciones engavetadas del cantante dominicano, pero con Aznavour fue todo un éxito.

En bachata

Yóskar Sarante hizo en bachata la canción Viví, mientras que el merenguero de los 80 José Miguel, conocido como “El correcaminos”, adaptó a merengue la balada “Y por tanto”.

Charles Aznavour no fue tan adaptado por los merengueros, bachateros y salseros dominicanos como lo han sido José José, Juan Gabriel, Camilo Sesto y Chique Tete, pero algunos probaron sus canciones.

Sus récords

Más de 1,400 canciones grabadas, 800 de ellas compuestas por él mismo, casi 300 discos publicados, más de 100 millones de álbumes vendidos y salas de conciertos llenas para escucharle bien pasados los 90 años; además de una carrera en el cine demuestran que tenía razón.

La voz de Charles Aznavour (París, 1924) se apagó ayer en el sur de Francia a los 94 años, pero lo hizo, como todo en su vida, a su manera.

Con otros artistas

Cantó en francés, naturalmente, pero también en otros idiomas, como el español. Se unió a otros colegas de los más diversos estilos, como Frank Sinatra, y con unos cuantos que, aun viniendo de otros géneros, reinterpretaron sus piezas, como Rey Charles, Fred Astaire o Bing Crosby. Hizo jazz con André Ceccarelli, Michel Petrucciani y Diana Reeves.

Con una vida atravesada por muchas uniones artísticas, hace unos 15 años grabó un álbum de dúos del que participaron colegas tan variados como Liza Minelli, Elton John, Plácido Domingo, Sting, Laura Pausini o el cubano Compay Segundo.

Dejar respuesta